Pastela vegana

Categorías:Recetas veganas
Etiquetas:
Cristina Villora Pereira

 Hace mucho, muchísimo tiempo que no comíamos pastela.

Esta receta no tiene nada que envidiar a la tradicional, de hecho creo que me quedó hasta más rica de lo que yo recordaba.

Es un plato que tiene cierta elaboración pero no necesitas ser un gran cocinero para sorprender a tus comensales.

Entre sus ingredientes se encuentran las Tiras de Heüra Foods for Tomorrow, están elaboradas con proteína de soja y además de ser deliciosas son un ingrediente muy versátil: sustituyen al pollo en cualquier preparación con unos resultados excelentes porque nosotros queremos a los pollos, no queremos pollo.

¿Vamos al lío!, para elaborar la receta vas a necesitar:

  • 6 hojas de pasta filo (puedes encontrarlar en grandes superficies, revisa sus ingredientes porque aunque debe ser apta, puedes encontrarte con alguna sorpresa desagradable. Si te sientes muy manitas puedes hacerla tu, tienes una receta aquí.
  • 60 gr de Cocovit derretida al baño maría
  • 2 cebollas grandes o 3 medianas
  • 2 paquetes de Tiras
  • 30 gr de pasas sin semillas
  • 75 gr de almendras tostadas y molidas
  • 1 cucharadita de Ras el hanout
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Canela y azúcar glass para decorar

En primer lugar elaboraremos el relleno, para ello en una sartén ponemos un chorrete de aceite de aceite de oliva y pochamos las cebollas cortadas en cuadraditos pequeños, cuando comiencen a dorarse añadimos las especias, las tiras, las pasas y la cucharadita de agua de azahar. Cocinamos durante 5 minutos a fuego medio y reservamos.

Para que la pastela quede crujiente y no se rompan las hojas de masa es necesario pintarlas una a una con margarina derretida. En un molde de unos 20 cm de diámetro ponemos tres hojas de pasta filo y el relleno que tenemos reservado, ponemos otra hoja dejando que los bordes sobresalgan y sobre ésta añadimos las almendras tostadas y molidas, tapamos con otras dos hojas de pasta asegurándonos de que los bordes quedan bien cerrados, para ello introducimos los bordes hacia las paredes de la pastela.

Ahora solo nos queda hornear durante 20 minutos en el horno precalentado a 180º. Al sacarla espolvoreamos la superfice con azúcar glass y canela molida.

Tómala recién salida del horno y… disfruta 🙂