Bizcocho de zanahoria (y un toque de piña)

Categorías:Recetas veganas
Etiquetas:
Cristina Villora Pereira

 Esta es la receta del BIZCOCHO.

Si, ¡con mayúsculas!.

Un bizcocho tierno, esponjoso y con un puntito de humedad que lo hace irresistible. La receta es muy sencilla y no te va a defraudar.

Vamos a necesitar:

  • 24 gramos de No egg.
  • 30 gramos de zumo de piña.
  • 340 gramos de zanahorias.
  •  100 gramos de nueces.
  • 80 gramos de harina de trigo integral.
  • 200 gramos de harina de trigo de repostería.
  • 300 gramos de panela.
  • 240 gramos de aceite de girasol.
  • 4 rodajas de piña.
  • 2 cucharaditas de café de esencia de vainilla o 1 gramo de vainilla en polvo.
  • 1 cucharadita de café de bicarbonato.
  • 10 gramos de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 2 cucharaditas de café de canela molida.
  • 1 pizca de jengibre
  • 1 pizca de All spice (pimienta de Jamaica).
  • 1 pizca de nuez moscada rallada.
  • Molde desmontable de 24 cm de diámetro.
  • Un poco de margarina.
  • Papel vegetal.

Vamos a mancharnos de harina…

En primer lugar necesitaras tostar un poco las nueces, para ello las dispondremos en la bandeja del horno previamente calentado a 200ºC durante 8 minutos. Una vez tostadas las retiramos y las dejamos enfriar y posteriormente las trituramos para que queden trozos pequeños.

Con un procesador de alimentos picaremos las zanahorias, previamente peladas, de forma que queden trozos muy pequeños. Lo mismo haremos con las rodajas de piña. Reservamos ambas preparaciones.

En un bol ponemos las harinas, el bicarbonato, la levadura, la canela, el jengibre, la sal, la pimienta y la nuez moscada e integramos todos los ingredientes para que quede una mezcla homogénea.

En otro bol, mezclaremos el no egg con el zumo, la panela, el aceite y la esencia de vainilla. Batiremos hasta obtener una mezcla espumosa.

Mezclamos los ingredientes líquidos con los secos batiendo lo justo para integrar ambos sin que queden grumos y añadimos la zanahoria, la piña y las nueces que teníamos reservadas.

Forramos el molde desmontable con papel vegetal utilizando un poco de margarina para que el papel quede pegado a los bordes y ponemos la masa en él.

Lo hornearemos durante 1 hora a 180ºC o hasta que pinchemos y comprobemos que la aguja sale limpia.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla y listo para degustar.