¿Qué tipo de patata es mejor para cocer?

Las patatas se muestran en la mesa de muchas formas distintas y exquisitas: en puré, al horno, remojadas, hervidas. Y como cocinero, probablemente sepa que ciertos géneros de papa son mejores que otros para todos estos platos: las papas rojas son geniales para llevar a cabo puré y hornear; las blancas redondas con salteado; las patatas rojas pequeñas para hervirlas todas y cada una. Pero ¿por qué razón es de esta forma?

Para contestar a esta pregunta, evaluemos qué le pasa a una patata -cualquier patata- a lo largo de la cocción. En contraste a la mayor parte de las verduras, que pierden agua a lo largo de la cocción en el momento en que sus paredes celulares se contraen y dejan libre humedad, las papas absorben agua. Las papas crudas poseen varios gránulos microscópicos de almidón, y en el momento en que los almidones dismuyen con el calor de la cocción, absorben la humedad circundante. La proporción de humedad absorbida perjudica la textura y la manera de la papa al horno. En consecuencia, el contenido de almidón es la clave para saber el más destacable empleo de las papas.

Variedades de patata comunes en España

Las patatas mucho más polivalentes son: Kennebec (las tienes de Galicia -I.G.P. Patata de Galicia- y catalanas -I.G.P. Patata de Prades-), Monalisa, Spunta, Desireé, Elodie o Vivaldi.

Estos son un auténtico requisito previo para la bodega. Evidentemente, el bazar de la esquina puede no ser tan delicioso en su pluralidad de artículos, conque busque esos que maduran tarde.

¿Cuál es la diferencia entre papas rojas y papas blancas?

Como era de aguardar, la primordial diferencia entre los 2 es el tono de la piel de la patata. La patata roja tiene una piel roja un tanto menos áspera que la patata blanca, al tiempo que la patata blanca tiene una piel cobrizo o amarilla.

Las dos tienen un contenido elevado de almidón, pero la patata roja tiene un índice mucho más bajo que la blanca. En contraste a lo que sucede con el azúcar, puesto que en la patata blanca el porcentaje de este ingrediente es algo menor que en la roja.

Receta de puré de patata

El puré de patata contribuye distintas texturas. Combina realmente bien con verduras o carne guisada, de esas que se derrumban sin precisar usar un cuchillo. Para elaborar un óptimo puré de patata precisas patatas para cocer, leche, mantequilla y sal.

Aparte de sabroso, el conejo guisado tiene un contenido graso bajísimo. Por consiguiente, es una enorme combinación para las patatas en un óptimo guiso. Únicamente debes añadir pimientos, laurel, cebolla, ajo y aceite de oliva virgen plus. Entonces se debe tener precaución y prestar mucha atención a la hoya a lo largo del desarrollo de cocción. El guiso necesita precaución.

Los modelos de patatas mucho más comunes

  • Patatas novedosas. Son las que se recogen entre marzo y junio, antes que maduren completamente. Son pequeños, de piel fina y lisa y carne de color claro. Una de sus enormes virtudes es que quedan muy enteros tras la cocción. Particular para ensaladilla rusa, patatas fritas, tortilla o para servirlas al vapor.
  • Patatas viejas. Estos se recogen en otoño y ahora están maduros. Los distinguirás por su color mucho más obscuro y su piel mucho más gruesa y arrugada. El tono de su carne es mucho más amarillo y es preferible cocinarlas y acompañarlas con salsas, para llevar a cabo cremas y purés asimismo.
  • Patatas de temporada. Ni novedosas ni viejas, son patatas recogidas en el instante conveniente, en verano. Son de humedad media y almidonadas y se preservan realmente bien. Es lo mucho más similar a una patata todo lote: la puedes utilizar para todo.
  • Para freír. Por norma general, es preferible freír las patatas novedosas, pues tienen menos almidón. Las patatas novedosas son las que se cosechan entre marzo y junio, antes que estén absolutamente maduras. Son pequeños, de piel fina y lisa y carne de color claro. Eso sí, si deseas que estén mucho más doradas y agradables, escoge las de temporada. En labras de la pluralidad, opta por las Agrias, de carne amarilla y expertos en hallar patatas crocantes por fuera y agradables por la parte interior. Mira, por poner un ejemplo, de qué forma tienen la posibilidad de quedar estos exquisitos gajos de patata.

    Género de papa

  • Para cocinar. Busque papas compactas, que no se deshagan al cortarlas. Para esto, los más destacados tipos son los llamados Monalisa, los mucho más comunes en las tiendas y muy sólidos; Spunta, perfecto para ensaladas; o Kennebec, con mejor gusto y capaz para guisar o asar.
  • Para tortilla. Generalmente, merece la pena cocinar exactamente las mismas papas: Monalisa y Kennebec. Cámbialo un tanto y prueba esta tortilla rellena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *