¿Qué pasa con el huevo crudo en la mayonesa?

Contenido

  • Mahonesa Salmonella
  • Embarazo Huevos crudos Mahonesa
  • De qué forma pasteurizar mahonesa
  • ) ¿Es segura la mahonesa casera?

Índice de contenidos
  1. ¿De qué forma realizar mahonesa sin huevo?
  2. ¿Un huevo pierde características en el momento en que se cocina?
    1. De qué forma comer huevos a lo largo del embarazo
    2. Elementos

¿De qué forma realizar mahonesa sin huevo?

La otra alternativa, al realizar mahonesa, sin utilizar huevo es elaborar lactona, es una salsa emulsionada solo con leche y aceite, para esto vamos a usar 90 ml de leche (se puede estar medio rasurada ), 180 ml de aceite de girasol y 20 ml de aceite de oliva virgen Es opcional añadir algo de aceite de oliva, lo aconsejamos para añadir un tanto mucho más de gusto y color. Para realizar la lactona, vamos a poner la leche, una migaja de sal en el vaso de la batidora y agregamos un hilo de aceite sin dejar de batir, tenemos la posibilidad de añadir un chorrito de jugo de limón.

El resultado es una salsa que no se corta, mantecosa y de gusto rápido, pero con una rigidez algo inferior a la mahonesa llevada a cabo con huevo.

¿Un huevo pierde características en el momento en que se cocina?

A la inversa, como ahora hemos aclarado, al cocinar el huevo facilitarías la absorción de determinados nutrientes. Existen estudios que afirman que la tasa de asimilación de las proteínas del huevo es del 90% si se cocina y solo del 50% tratándose de huevo crudo.

El cumplimiento riguroso de un grupo de protocolos no es siempre arriesgado. El huevo ha de estar bien producido, en huertas avícolas reguladas por la Administración y debe venderse por medio de canales comerciales regulados.

De qué forma comer huevos a lo largo del embarazo

Los huevos son una fuente considerable de proteínas y nutrientes, y son un alimento seguro para la mayor parte de las mujeres embarazadas. No obstante, ciertas mujeres tienen la posibilidad de correr el peligro de contraer salmonela si comen huevos crudos o poco cocidos.

En general se aconseja que las mujeres embarazadas no coman huevos crudos o medio cocidos. En su rincón, opte por huevos completamente cocidos, pasados ​​por agua o cocinados en el microondas.

Elementos

  • 1 huevo mediano
  • 125 ml de aceite de girasol
  • ingrediente de receta 1 cucharada de vinagre (o jugo de limón)

  • 1/2 cucharada chica de sal (aproximadamente al gusto)
  • 1 cucharada chica de mostaza Dijon (opcional)
  • 1 chorrito de aceite de oliva (opcional)
  1. Rompe el huevo en un vaso/frasco para licuadora, con un diámetro sutilmente mayor que el diámetro de la licuadora.
  2. Si emplea mostaza, agréguela en este momento.
  3. Vierta el aceite de girasol de a poco, moviéndolo por el costado del vaso o frasco a fin de que no se revuelva bastante con el huevo.
  4. Si el huevo se encontraba frío, deja que el aceite y el huevo reposen juntos por un tiempo a fin de que alcancen exactamente la misma temperatura.
  5. Añada el vinagre y la sal.
  6. Ponga la batidora en situación vertical en el envase para combinar tal es así que llegue en el fondo.
  7. Empieze a combinar a agilidad media-baja, sin desplazar la batidora ni una pulgada. El aceite va a ir bajando de a poco conforme emulsione.
  8. En el momento en que tenga mahonesa densa y la batidora haya cambiado de estruendos, mueva la batidora poco a poco de abajo hacia arriba para integrar algo de aire y revuelva cualquier resto de aceite que logre estar pegado en la mahonesa. la área. Hazlo constantemente.
  9. Y listo. ¡Buena suerte!

Leer también:  ¿Qué es mejor el huevo frito o cocido?

Otros Artículos Interesantes...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente. Más información.