¿Qué hacerle de almuerzo a mi bebe?

No conviertas la hora de la comida en una riña, pues tu pequeño terminará armando un mal rato y le producirá mucho más rechazo. Como hemos argumentado frecuentemente, no te marchas a fallecer de apetito. Si no desea algo, no lo fuerces a comerlo, en especial no de la forma bien difícil.

Procura siempre y en todo momento tener una opción alternativa (siempre y en todo momento saludable, evidentemente) y prosigue probando, sin exagerar, hasta el momento en que halles las composiciones de alimentos correctas.

Índice de contenidos
  1. ¿De qué manera saborear las comidas de tu hijo?
    1. Ideas para la merienda del niño » 12 meses
    2. Papilla casera para bebés
  2. ¿Cuándo debe comenzar a tomar agua un niño?

¿De qué manera saborear las comidas de tu hijo?

¿De qué manera ponerle condimientos las comidas de tus hijos? Sus comidas tienen la posibilidad de tener gusto, su comida no debe ser sosa.

He visto que agregando ciertas condimentas o aliños naturales a los pequeños les va mejor la comida pues sabe mejor (esto no significa que debamos añadir sal o azúcar a las preparaciones).

Ideas para la merienda del niño » 12 meses

Ten en cuenta que no deben ser frescas. Asimismo puede seleccionar opciones recomendables, como verduras congeladas y frutas envasadas en jugo. Y las verduras no en todos los casos precisan cocinarse; En el momento en que su bebé se sienta cómodo con los primeros bocadillos blandos, asimismo puede darle bocadillos mucho más duros, como palitos de pepino.

Si bien puede ser interesante atestar a tu hijo con muchas frutas y verduras, ten en cuenta que los pequeños tienen el estómago pequeño. Y las frutas y verduras, si bien muy nutritivas, son bajas en calorías. Por consiguiente, es fundamental equilibrar la comida añadiendo alimentos con hidratos de carbono como el pan (las torradas son mucho más simples), las papas, la pasta, el arroz o el cuscús. O añada grasas saludables como aceite de oliva, mantequilla de nueces, maní, semillas de lino, aguacate y lácteos como youghourt y queso integral.

Leer también:  ¿Qué darle de comer a un bebe de 15 meses?

Papilla casera para bebés

  • Puedes llevar a cabo tus propias mezclas y añadir nuevos sabores a tu bebé.
  • Fresco siempre y en todo momento es preferible que industrial.
  • En el momento en que los preparas, sabes lo que le andas dando a tu hijo.
  • Puedes mudar las texturas: mucho más sólidas o líquidas, según las pretensiones de tu hijo.
  • Necesitan un tanto mucho más de tiempo para llevar a cabo, con lo que son menos prácticos, por servirnos de un ejemplo, en el momento en que se viaja.

Otras ideas

  • Emplea la estera para cocinar: la estera para cocinar de vegetales, por poner un ejemplo, puede ser increíble para cocinar arroz u otros granos como como quinua. Le va a dar a tu cereal un gusto diferente (y exquisito). ¡No lo desaproveches!
  • Añade leche a los purés: si andas mejorando la papilla de tu hijo y notas que está bastante estable, en vez de añadir agua, escoge leche. Puede emplear la leche que su bebé come con regularidad, aun la leche de la mamá.
  • Congela la comida que no empleas a lo largo del día: es buena iniciativa emplear una cubitera para congelar pequeñas porciones de comida.

¿Cuándo debe comenzar a tomar agua un niño?

La hidratación adecuada es importante para los niños, y la introducción del agua en su dieta debe hacerse de manera gradual y dependiendo de su desarrollo. Aquí tienes algunas pautas generales:

  1. Lactancia materna o fórmula: Durante los primeros 6 meses de vida, los bebés deben recibir exclusivamente leche materna o fórmula. No se recomienda el agua como suplemento a menos que sea indicado por un profesional de la salud.
  2. Introducción de agua: A partir de los 6 meses, cuando se inician los alimentos complementarios, se puede comenzar a introducir agua en pequeñas cantidades. La cantidad de agua puede aumentarse gradualmente a medida que el niño crece y se acostumbra a beber.
  3. Sólidos y agua: A medida que el niño comienza a consumir alimentos sólidos, se recomienda ofrecer pequeñas cantidades de agua junto con las comidas. Esto ayuda a mantener una adecuada hidratación y facilita la digestión.
Leer también:  ¿Cómo se prepara una papilla de cereales?

Es importante destacar que las necesidades de líquidos pueden variar según cada niño y las condiciones climáticas. Es fundamental estar atento a las señales de sed del niño y asegurarse de que tenga acceso a agua limpia y segura en todo momento.

Si tienes dudas o inquietudes específicas sobre la hidratación de tu hijo, es recomendable consultar con un pediatra o profesional de la salud, quien podrá brindarte orientación personalizada teniendo en cuenta las necesidades individuales del niño.

Otros Artículos Interesantes...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente. Más información.