¿Qué hacer para que el arroz no quede duro?

 

Si el arroz está húmedo, gomoso, blando o pegajoso, deja de preocuparte. Todavía probablemente halla promesa para su arroz. Procura cocinar al vapor o secar el arroz para poder ver si puedes arreglarlo. No obstante, si no puede almacenar el arroz, siempre y en todo momento puede guardarlo para otra receta o realizar algo nuevo. Lo siento, en ocasiones solo hay que reiterar el arroz. Con ciertos trucos sencillos, puedes eludir que el arroz se empape de nuevo.

Índice de contenidos
  1. Arroz húmedo
  2. Cocinar el arroz blanco a fin de que quede suelto
  3. Consejos para un arroz blanco exquisito
  4. De qué manera secar arroz húmedo crudo

Arroz húmedo

El arroz húmedo es una forma de preparar el arroz para que tenga una textura más suave y pegajosa en comparación con el arroz seco. Aquí tienes una receta básica para hacer arroz húmedo:

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz de grano largo
  • 3 tazas de agua
  • Sal al gusto

Instrucciones:

  1. Lava el arroz: Enjuaga el arroz bajo agua fría en un colador hasta que el agua salga clara. Esto ayudará a eliminar el exceso de almidón y a que el arroz quede más suelto.
  2. Remoja el arroz: Coloca el arroz en un recipiente y cúbrelo con agua. Deja que el arroz se remoje durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a hidratar los granos y a lograr una textura más húmeda.
  3. Cocina el arroz: Escurre el arroz y colócalo en una olla. Agrega agua y sal al gusto. La proporción típica es de 1 parte de arroz por 1.5 partes de agua, pero puedes ajustarla según tu preferencia. Lleva el agua a ebullición.
  4. Reducción del calor: Una vez que el agua esté hirviendo, reduce el fuego a bajo y tapa la olla con una tapa ajustada. Cocina el arroz a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que el agua se haya absorbido y el arroz esté tierno.
  5. Reposo: Retira la olla del fuego y deja reposar el arroz tapado durante 5-10 minutos. Esto permitirá que el arroz termine de cocinarse al vapor y se vuelva más húmedo.
  6. Fluffing (esponjado): Después de reposar, utiliza un tenedor para soltar suavemente el arroz y esponjarlo. Esto ayudará a separar los granos y a que el arroz tenga una textura más ligera.
Leer también:  ¿Cuántas veces se puede recalentar el arroz?

Cocinar el arroz blanco a fin de que quede suelto

  1. Lavar la proporción de arroz que iremos a usar para sacarle el almidón. Tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo en un bol grande o de forma directa en un colador, con 2 o tres ocasiones es mucho más que bastante, si no lavamos toda la fécula que tienen adheridos los granos de arroz, a lo largo de la cocción (y sin torrar el arroz), habría espesado bastante y es muy pegajoso.
  2. Ponemos la cazuela al fuego. Añada agua, arroz, sal y aceite. En el momento en que comience a hervir, deja descansar el arroz unos 4 minutos hasta el momento en que se evapore el agua.
  3. En el momento en que observemos que no hay burbujas de agua en la área del arroz, bajamos el fuego a 3 temperaturas, ni baja ni media, y tapamos la cazuela. Lo dejamos de esta manera a lo largo de 14 minutos. No precisaría mucho más tiempo por el hecho de que el maíz ahora se ha ablandado un tanto mientras que lavamos, siempre y en todo momento tenemos la posibilidad de probarlo para poder ver si está al dente y si no, dejarlo descansar unos minutos mucho más.
  4. Destapamos y probamos el arroz, ha de estar prácticamente listo. Apagar el fuego y dejar tapado con una tapa o un paño de algodón a lo largo de 2 minutos. Listo, ya sabes de qué forma llevar a cabo un arroz blanco especial.

Consejos para un arroz blanco exquisito

  • Y como siempre y en todo momento sugiero obtener arroz de calidad como el arroz redondo que jamás falla, idóneo para esta receta. Arroz redondo que te posibilita el trabajo.
  • Si bien esta se encuentra dentro de las recetas mucho más básicas y simples que hay, si recién está empezando en la cocina, posiblemente aún no lo domine. Muchas personas afirma "no tengo tiempo para llevar a cabo arroz" pero con los próximos pasos va a quedar especial, en el hogar hasta cenamos este género de arroz, de este modo de fácil.
  • La primera cosa que hay que realizar es seleccionar una cazuela correcta, por el hecho de que de la misma con la tortilla de patata, si empleas una sartén vieja donde se pega todo, es realmente difícil que salga bien. Use una aceptable cazuela que tenga un tamaño que coincida con la proporción de arroz que prepare.
  • La otra sección esencial es la decisión del arroz, me agrada el arroz bomba redondo. Pero si no tienes bastante presupuesto, puedes emplear arroz redondo pequeño, existen varios en el mercado.
  • Puedes almacenar este arroz blanco en el frigorífico toda la noche. Además de esto, si lo lavas con una medida pequeña de agua ardiente a fin de que suelte los granos, es idóneo para ensalada de arroz, arroz cubano, o alguno de las muchas recetas que tienes en el blog.
Leer también:  ¿Cómo saber si el arroz esta pasado?

De qué manera secar arroz húmedo crudo

Si el arroz está húmedo, gomoso, blando o pegajoso, deja de preocuparte. Todavía probablemente halla promesa para su arroz. Procura cocinar al vapor o secar el arroz para poder ver si puedes arreglarlo. No obstante, si no puede almacenar el arroz, siempre y en todo momento puede guardarlo para otra receta o realizar algo nuevo. Lo siento, en ocasiones solo hay que reiterar el arroz. Con ciertos trucos sencillos, puedes eludir que el arroz se empape de nuevo.

  1. Extiende el arroz: Coloca el arroz húmedo en una bandeja o superficie plana y extiéndelo en una capa delgada. Asegúrate de que los granos estén distribuidos uniformemente para que se sequen de manera pareja.
  2. Deja que el arroz repose: Permite que el arroz repose durante al menos 30 minutos para que el exceso de humedad se evapore de forma natural. Durante este tiempo, el arroz comenzará a secarse y los granos se separarán ligeramente.
  3. Usa un ventilador: Si deseas acelerar el proceso de secado, puedes utilizar un ventilador para crear circulación de aire. Coloca el arroz frente al ventilador y déjalo durante aproximadamente 1 hora o hasta que esté seco al tacto. Asegúrate de que el ventilador esté en una configuración suave o media para evitar que el arroz se dispersa por el aire.

Otros Artículos Interesantes...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente. Más información.