¿Qué es la creme brulee?

6. Dividir 5 yemas de las visibles. Ponga las yemas de huevo en un envase y revuelva muy de manera lenta con un batidor de mano a fin de que la yema no realice espuma.

7. Añada 75 gramos de azúcar a las yemas de huevo y revuelva hasta el momento en que el azúcar se disuelva. Ten presente que no tienen la posibilidad de espumar las yemas de huevo.

Paso 3: Elaboración de la nata

6. Dividir 5 yemas de las visibles. Ponga las yemas de huevo en un envase y revuelva muy poco a poco con un batidor de mano a fin de que la yema no realice espuma.

7. Añada 75 gramos de azúcar a las yemas de huevo y revuelva hasta el momento en que el azúcar se disuelva. Ten presente que no tienen la posibilidad de espumar las yemas de huevo.

Preparación punto por punto

  1. Poner la nata líquida, el café, la vaina de vainilla, antes cortada en el medio y raspada para obtener las pepitas, y la piel de limón en una cazuela. .
  2. Infusión a fuego retardado para achicar todo el perfume.
  3. Combinar levemente las yemas de huevo y el azúcar en un bol.
  4. En el momento en que la nata esté ardiente, agregamos esta mezcla al bol con las yemas y el azúcar y combinamos bien. Vierta el contenido en la cazuela.
  5. Quitando todo el tiempo ahora fuego retardado, cocina hasta el momento en que comience a espesar, unos 4-5 minutos sin dejar que hierva.
  6. Pone la crema para café en los moldes. Disponerlas en una fuente alta capaz para horno y ocupar con agua que llegue a media parta de los recipientes para cocer al baño maría a 160 grados a lo largo de 30 minutos.
  7. Dejar enfriar y almacenar en el frigorífico.
  8. Antes de ser útil, espolvorear con azúcar y gratinar. Si no tienes soplete, puedes poner la parrilla a fuego prominente y ofrecerle un toque rapidísimo.
  • Según el gusto que se le desee ofrecer se puede caramelizar con diversos tipos de azúcar: moreno, blanco, mascabado…
  • Añadir cien gramos de chocolate negro para conseguir crème brûlée de chocolate.

Al horno y quemado. Presentación del lacrême brûlée

  1. Precalentar el horno a 160ºC a lo largo de diez minutos. El horno ha de estar ardiente en el momento en que pongamos la crême brûlée. Hornear a lo largo de 30 minutos a 160ºC.
  2. Saca la bandeja del horno y deja enfriar la nata sobre una reja. No guardaremos la crême brûlée en el frigorífico hasta el momento en que se haya enfriado completamente. Tenemos la posibilidad de dejarlo de un día para otro.
  3. Contemplar cada molde con 2 medidas de cuchara de azúcar. Y con asistencia de un fogón de cocina, tostamos el azúcar de la área hasta el momento en que se caramelice. Solo precisas tener una fina cubierta que resguarde la crema.
  4. Dejamos que el caramelo se enfríe y se solidifique antes de gozar de este clásico postre de leche francés. Una joya culinaria, idónea para una clase tras las comidas.

Les animo a que la probéis en el hogar, exquisita crema quemada. Puedes observar todas y cada una las fotografías pasito a pasito de esta crême brûlée en este álbum.

Modo de preparación:

  • 1-Calentar la nata líquida con medio azúcar hasta el momento en que se disuelva.
  • 2-Batir las yemas con el resto del azúcar.
  • 3- Sacar del fuego y añadir la mezcla de yemas a la nata líquida tibia y la vainilla, a fin de que no se cocinen las yemas.
  • 4-Poner la mezcla en recipientes particulares (p.ej. cazuelas de barro) y colocarlos en una cazuela con agua y meterlos al horno hasta el momento en que estén completados al baño maría a lo largo de 1 hora aproximadamente a 150ºC.
  • 5-Sacar del horno y espolvorear con azúcar blanca o azúcar moreno. Quémalo con una antorcha.
  • Puedes aromatizar la crème brulee de distintas formas: con piel de limón o canela, menta, licor, café, canela… Añade la crema de leche en el momento en que la vayas a calentar. Retíralo después.
  • Metemos siempre y en todo momento al horno a baja temperatura, a fin de que la temperatura sea traje y se cocine de a poco.
  • Para comprender si está ya listo, introduce un palillo para realizar una brocheta, por poner un ejemplo. Si sale limpio, está ya listo.
  • Para caramelizar la nata, siempre y en todo momento ha de estar fría.
  • No dejes que el azúcar se ponga negra por el hecho de que va a tener un gusto amargo.
  • Poner una fina cubierta de azúcar, el resultado es bastante superior.
  • Añadir la vainilla a tiempo de sacar la nata del fuego, a fin de que no se evapore el perfume.
  • Si no tienes ventilador, gratina el azúcar en el horno.
  • Puedes decorarlo con una rama de canela, cerezas frescas o confitadas, granos de café…

Deja un comentario