¿Qué diferencia hay entre calabacin verde y blanco?

La diferencia entre calabacín verde y blanco radica en su apariencia y sabor.

El calabacín verde es el tipo más común y es el que se suele encontrar en los supermercados. Tiene una piel verde y una pulpa blanca. Su sabor es suave y ligeramente dulce. Es ideal para cocinar a la parrilla, hervir, freír o utilizar en ensaladas.

El calabacín blanco, también conocido como calabacín de invierno, tiene una piel blanca y una pulpa blanca. Es menos común de encontrar que el calabacín verde y suele ser más grande y menos comestible. Su sabor es menos intenso y menos dulce que el calabacín verde. Es ideal para cocinar a la parrilla, hervir o utilizar en ensaladas.

En resumen, la principal diferencia entre el calabacín verde y el calabacín blanco es su apariencia y sabor. El calabacín verde es más común, tiene una piel verde y un sabor suave y dulce, mientras que el calabacín blanco es menos común, tiene una piel blanca y un sabor menos intenso y menos dulce.

La calabaza normalmente se considera una verdura en función de de qué manera se cocina o prepara en las comidas. No obstante, de todos modos es una fruta según la clasificación botánica. Se considera saludable y polivalente. Hay diversos tipos de calabazas, y la mayor parte las diferencia por empleo o floración estacional.

 

Calabacín Verde

Opuestamente a su nombre, el calabacín blanco es de todos modos de color verde pálido y mide solo unos centímetros de largo. Son simples de cocinar pero asimismo se tienen la posibilidad de comer crudos si se cortan en rodajas finas. En México, el calabacín blanco con frecuencia se cocina en sopas o se utiliza como relleno para quesadillas. En Italia, esta pluralidad de calabacín se sirve de muchas formas, pero en el momento en que se sirve empanizado y frito, es una delicia para los fanaticos del calabacín italiano.

El calabacín es bajo en calorías, lo que lo transforma en una alternativa para la gente que hacen dieta, y da nutrientes esenciales como ácido fólico, potasio y vitamina A. El calabacín blanco asimismo tiene buenas proporciones de vitamina C, fibra y fósforo.

Calabacín amarillo

El calabacín blanco es una pluralidad de calabacín que se identifica por un color verde a blanquecino, un color despacio y refulgente y una cúpula general. En la mayoría de los casos, la temporada del calabacín blanco tiende a ser entre marzo y mayo, y recolectarlo en el instante conveniente le va a dar un gusto particular. Muchas personas se pregunta si es preferible que el calabacín verde y de qué forma cultivarlo.

No está claro si el calabacín se produjo en el sur de Asia o en América Central. En ciertos escritos diríase que los egipcios, helenos y romanos la consumían; pero fueron los árabes quienes la introdujeron en los países mediterráneos. Fue introducido en Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Amarillo vs. nutrición de calabacín verde

La calabaza de verano y el calabacín se emplean de forma indistinta en las recetas; Si en algún momento procuró calabacines en el autoservicio y no halló nada, posiblemente haya puesto calabazas de verano en su carro y creyó que era lo mismo. Pero más allá de que estas verduras de objetivos de verano distribuyen muchas semejanzas (y sí, puede sustituir los fideos de verano con calabacín), técnicamente no son lo mismo.

La diferencia mucho más obvia que apreciará en el momento en que camine por el mercado de labradores es su color. La piel de la calabaza de verano tiende a ser de color amarillo profundo, al paso que varios calabacines (que técnicamente asimismo son un género de calabaza) tienen la piel de color verde obscuro, en ocasiones salpicada de pequeñas máculas blancas o rayas amarillentas. Pero aquí es donde las cosas se vuelven un tanto confusas, por el hecho de que no todos y cada uno de los calabacines son verdes.

Deja un comentario