¿Dónde esta el coral del bogavante?

Los huevos inmaduros se los conoce como pis y son naturalmente negros. Si la orina es negra y no roja en el momento en que estés listo para comer la langosta, quiere decir que la langosta precisa mucho más cocción. En el momento en que el guisante está colorado, lo que quiere decir que está cocido, se puede comer.

Preparación:

Calentar una cazuela grande con abundante agua y una cucharada de sal. En el momento en que comience a hervir, escaldar los bogavantes a lo largo de 1 minuto. Retire las langostas y sumérjalas en agua muy fría. Divide las cabezas de los bogavantes, córtalos en el medio y resérvalos. Con unas tijeras cortamos el caparazón del cuerpo del bogavante, de manera cuidadosa de no eliminar la piel a la carne del bogavante. Retiramos de manera cuidadosa todo el cuerpo del bogavante. Nosotros reservamos.

Para llevar a cabo la salsa, ralla ¼ de cebolla y sofríela a lo largo de 4 minutos, adjuntado con el trozo de jengibre. Añada las cabezas de langosta cortadas, añada una migaja de sal y salmuera. Pasados ​​los 5 minutos, agregamos el vino blanco y flambeamos. Añada la leche de coco, sazone con sal y deje hervir por otros 5 minutos. Colar la mezcla, retirando los jugos de las cabezas de langosta con el apoyo de un mortero. Desechar las partes sólidas y reservar la nata colada. Poner en un bowl, añadir la xantana y batir con una batidora hasta conseguir la textura deseada. Poner la nata en un cazo, añadir la pulpa de maracuyá (salvo una cucharada) y dejar al fuego unos minutos. Nosotros reservamos.

Elaboración

Lo primero es trabajar las langostas. Las cortamos, apartamos la cabeza (que abrimos a lo largo), apartamos las tenazas, las partimos o cortamos y cortamos la cola (varias personas les agrada trocearla y otras eligen que sea de diferente longitud).

En una paellera, agregamos el bogavante (reservamos las cabezas) con AOVE y sofreímos bien por doquier (5 min). En ese aceite, en el momento en que se haya quitado el bogavante, se corta la cebolla, el pimiento y el ajo (2 dientes), se serrucha y se pone el coral de las cabezas (mejor por la parte interior, más allá de que se tienen la posibilidad de poner enteros, más allá de que se ser eliminado después. En el momento en que se haya enfriado un tanto, añadir el pimentón, el tomate y condimentar con sal y pimienta, hasta el momento en que el tomate esté absolutamente cocido y en ese instante añadir el vino y cocinar hasta el momento en que reduzca.

¿Qué una parte de la langosta te puedes comer?

El hepatopáncreas de cangrejo asimismo lleva por nombre tomalley, o «grasa» de cangrejo; en los cangrejos, el tomalley es amarillo o amarillo verdoso. En Maryland y la península de Delmarva, el hepatopáncreas del cangrejo azul tiene por nombre «mostaza» o «mostaza», probablemente debido al color amarillo, que no es el amarillo refulgente del amarillo listo de forma regular. mostaza. , pero mucho más como entre las mostazas cobrizos, como la mostaza Dijon. Especialmente cuando se comen al vapor o hervidas, se considera un manjar.

En la mayoría de los casos, Tomalley se puede comer con moderación (como otros hígados de animales). No obstante, puede contener altos escenarios de bifenilos policlorados (PCB), que tienen la posibilidad de ocasionar ciertos efectos negativos para la salud en mucha cantidad. Asimismo puede contener toxinas socias con el intoxicación paralizante por mariscos (saxitoxina y gonyautoxina). Estas toxinas no se filtran en el momento en que la langosta se cocina en agua hirviendo. Las toxinas causantes de la mayor parte de las intoxicaciones por mariscos son equilibrados al calor y al ácido, con lo que no se anulan con la cocción.

Elaboración:

  1. Recortar el bogavante en el medio (reservando el coral) y marcarlo en la sartén con un chorrito de aceite, reservar.
  2. Rehogar la cebolla, los pimientos y el ajo picados.
  3. Añadir los tomates y el coral y saltear bien.
  4. En el momento en que el tomate esté cocido, añadir el pimiento choricero o la carne de ñora, pasar la salsa a un vaso batidor, machacar todo bien y regresar a la sartén.
  5. Añadir un chorrito de aceite y sal.
  6. Añadir la langosta.
  7. Contemplar con una tapa, añadir el perejil picado y llevar a ebullición.
  8. Probamos, corregimos de sal y reposamos hasta la hora de comer.
  9. Añadir el arroz, cocinar a fuego medio a lo largo de 15 minutos y descansar otros 5 minutos.
  10. ¡Listo! Ahora tenemos la posibilidad de gozar de nuestro arroz caldoso con bogavante

Anunciado inicialmente el 16-12-2019 06:57:23.

Deja un comentario