Diferencia entre huevo duro y huevo cocido

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Huevo duro
    1. ¿Cómo se cocina un huevo duro?
  3. Huevo cocido
    1. ¿Cómo se cocina un huevo cocido?
  4. Conclusión

Introducción

Los huevos son uno de los alimentos más versátiles y nutritivos que existen en la cocina. Existen varias maneras de prepararlos, siendo el huevo duro y el huevo cocido dos de las opciones más populares. Muchas personas suelen pensar que ambas preparaciones son iguales, pero hay diferencias entre ellas que vale la pena conocer.

Huevo duro

El huevo duro se cuece en agua hirviendo durante un tiempo determinado de manera que su clara y su yema se solidifiquen por completo. Una vez cocido, se descascarilla y se consume frío o, en su defecto, se utiliza como ingrediente en distintas recetas de cocina. El huevo duro es, en general, más fácil de pelar que el huevo cocido.

¿Cómo se cocina un huevo duro?

Para cocinar un huevo duro, sigue los siguientes pasos:

  1. Coloca los huevos en una olla.
  2. Cubre los huevos con agua fría.
  3. Lleva el agua a ebullición.
  4. Una vez que el agua hierva, reduce el fuego y cuece durante 9-12 minutos dependiendo del tamaño del huevo.
  5. Saca los huevos del agua y pásalos por agua fría para que dejen de cocinarse. Luego, pela los huevos.

Huevo cocido

El huevo cocido, por otro lado, se cuece en agua caliente o en vapor. A diferencia del huevo duro, el huevo cocido se cuece a una temperatura más baja y durante un tiempo más corto, lo que hace que su textura y sabor sean diferentes. Por lo general, el huevo cocido se utiliza como ingrediente en preparaciones de ensaladas, sándwiches, entre otros platos.

Leer también:  Diferencia entre palo santo y caqui

¿Cómo se cocina un huevo cocido?

Para cocinar un huevo cocido, sigue los siguientes pasos:

  1. Coloca los huevos en una olla o en una vaporera.
  2. Cubre los huevos con agua fría o ponlos en el cestillo de la vaporera.
  3. Cuece durante 6-8 minutos dependiendo del tamaño del huevo.
  4. Si utilizas agua caliente, saca los huevos del agua y pásalos por agua fría para que dejen de cocinarse. Si utilizas una vaporera, deja que los huevos se enfríen solos.
  5. Pela los huevos una vez que estén fríos.

Conclusión

Aunque el huevo duro y el huevo cocido son preparaciones muy parecidas, hay diferencias en la forma en que se cuecen y en su uso en la cocina. Saber cocinarlos correctamente y conocer sus diferencias puede hacer una gran diferencia en el resultado final de nuestras recetas. ¡Buen provecho!

Otros Artículos Interesantes...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente. Más información.