¿Cuáles son los tipos de dulces?

El paso inicial para conocer el concepto del término dulce es saber su origen. En un caso así, tenemos la posibilidad de decir que hablamos de una palabra derivada del latín, exactamente de «dulcis» que significa «dulce».

El término dulce se usa para calificar algo que tiene un efecto interesante y sutil en el paladar. Se habla del gusto que en comparación no es salobre, amargo o agrio.

LOS diez MEJORES DULCES DE ESPAÑA

¿A quién no le agrada gozar de un óptimo dulce? Por suerte, en este país tenemos la posibilidad de estar orgullosos de la gran selección de recetas de repostería que disponemos. Los dulces en España se caracterizan pues, pese a la fácil preparación, el gusto es delicioso.

Con independencia de la zona donde vivamos, logramos hallar exquisitos manjares elaborados con elementos de la vida y de forma clásico.

Muéganos

Se estima que se prepararon por vez primera en 1905 en San Martín Texmelucan, Puebla, si bien Huamantla, Tlaxcala asimismo asegura ser la localidad natal. de muéganos. La harina se mezcla con agua, mantequilla y anís para conformar una masa homogénea. Se forman bolas, cubos o rectángulos y se hornean hasta el momento en que estén cocidos. La miel se prepara con agua, piloncillo y canela, con la que se bañan los muéganos. Los que tienen forma plana se tienen la posibilidad de recubrir con bloques de obleas.

Gelatina

Esencialmente, la gelatina o gelatina se deriva del cartílago bovino, hueso y tejido conectivo. Esta mezcla se disuelve en agua y se somete a un desarrollo de cocción para conseguir un alimento abundante en proteínas, de gusto neutro y rigidez semisólida al enfriarse.

Se conoce que la gelatina formaba una parte del menú de los viejos egipcios, en tanto que se halló un frasco de gelatina en el templo de la reina Hashetpsut.

Dulces

Los dulces, asimismo populares como dulces y gominolas, tienen una extendida historia como un obsequio familiar que está libre en muchas variedades. Las variedades de caramelo están influidas por el tamaño de los cristales de azúcar, la aireación, la concentración de azúcar, el color y los modelos de azúcar que se usan.

El azúcar fácil o sacarosa se transforma en caramelo disolviéndolo en agua, condensando esta solución al cocinarla y dando permiso que la masa forme un sólido variable o se recristalice. El caramelo de azúcar de arce se ha elaborado así a lo largo de una cantidad enorme de años, fuertemente que sucede tanto a lo largo de la congelación como a lo largo del calentamiento.

Deja un comentario