¿Cuáles son las 4 salsas madres?

La salsa de holanda pertence a las salsas madre mucho más reconocidas de la cocina francesa. Todo lo que es necesario para ti llevar a cabo es calentar algo de mantequilla y combinar las yemas de huevo hasta el momento en que dejen de burbujear.

Entonces añade aceite de oliva Olivetto® y sal al gusto. Vas a poder sostenerlo ardiente para elaborar varios de tus platos. Asimismo te servirá como aderezo para, por servirnos de un ejemplo, unos exquisitos huevos Benedict. (cordonbleu.edu, 2017)

Elementos

  • ½ kg mantequilla
  • ½ kg harina
  • cucharada chica de sal
  • cucharada de nuez moscada
  1. Funda la mantequilla en una sartén a fuego medio.
  2. Añadir la harina y combinar hasta el momento en que quede homogénea sin que comience a tomar color.
  3. Añade la leche de a poco hasta lograr la rigidez deseada. Reduzca el fuego, sazone con sal y nuez moscada.

El nombre de la salsa madre

Los estudiantes de iniciación a la cocina memorizan estas cinco salsas; Al cambiar las fórmulas básicas, los chefs tienen la posibilidad de llevar a cabo toda clase de salsas increibles. Conozca las cinco salsas madre y descubra de qué manera se desarrollan y usan, antes y en este momento.

Es posible que sepas la salsa bechamel como una salsa blanca que le da una textura mantecosa al pastel de pollo, o como un aglutinante para todo el queso en los macarrones con queso. Asimismo se utiliza para realizar papas fritas, lasaña y salsa. En la cocina tradicional, la bechamel se puede verter sobre pescado, huevos o pollo al vapor. Al paso que la bechamel por sí misma tiene un gusto neutro, la salsa madre tradicional añade una textura mantecosa única que con frecuencia provoca que la comida tenga un gusto abundante y reconfortante.

Salsa básica

Los primeros estudiantes de cocina memorizan estas cinco salsas; Al cambiar las fórmulas básicas, los chefs tienen la posibilidad de llevar a cabo toda clase de salsas increibles. Conozca las cinco salsas madre y descubra de qué manera se desarrollan y usan, antes y en este momento.

Es posible que sepas la salsa bechamel como una salsa blanca que le da una textura mantecosa al pastel de pollo, o como un aglutinante para todo el queso en los macarrones con queso. Asimismo se emplea para llevar a cabo papas fritas, lasaña y salsa. En la cocina tradicional, la bechamel se puede verter sobre pescado, huevos o pollo al vapor. Al paso que la bechamel por sí misma tiene un gusto neutro, la salsa madre tradicional añade una textura mantecosa única que con frecuencia provoca que la comida tenga un gusto abundante y reconfortante.

De holanda

Las yemas de huevo y la mantequilla son los elementos primordiales de esta salsa. Lo puedes hallar en huevos benedictinos, ensaladas y ciertos cortes de carne.

Sus derivados son: salsa bernesa, corona, paloise y maltesa.

Deja un comentario