¿Cómo sustituir las proteinas de la carne?

Las proteínas pertenecen a los pilares mucho más esenciales de nuestra dieta. A fin de que nuestro cuerpo ande apropiadamente y desarrolle sus funcionalidades al límite, se tienen que consumir 8 gramos de proteína cada día por cada 20 kg de peso.

Pese a la creencia habitual de que la carne es la única fuente de proteínas, hay elecciones ricas, nutritivas y sostenibles para el mundo. No es necesario ser vegetariano para comenzar a mudar el hábito, de ahí que te mostramos ciertos alimentos que aportan la proteína precisa y reemplazan a la carne.

Soja

La soja y sus derivados son geniales fuentes de proteína. ¿Sabías que por cada cien g de carne de soja consigues 55,5 g de proteína vegetal? Tiene por nombre «carne vegana» por una razón.

La carne de soja da infinitas opciones, por el hecho de que puedes combinarla con los alimentos que desees. Los desenlaces van a depender de tu imaginación y la estacionalidad.

Legumbres y pescado: alimentos con un contenido elevado en proteínas

Las lentejas, las alubias o los garbanzos son varios de los alimentos que aportan esenciales proporciones de proteínas al organismo. Las lentejas tienen la posibilidad de sustituir la carne picada, en concepto de gusto. Con ellos (aparte de los frijoles) puedes elaborar hamburguesas y tacos.

Esos que solo deseen remover la carne roja del menú tienen la posibilidad de integrar bastante pescado en sus dietas.

Proteína de avena completa

Los corredores precisan mucho más proteínas que los adeptos a la televisión (como es natural) e inclusive mucho más que otros deportistas (increíblemente). «La proteína se transforma en comburente a lo largo de periodos extendidos y se emplea para arreglar el daño muscular tras el ejercicio», afirma la Dra. Janet Bond Brill. Los estudios detallan que las grasas sobresaturadas y el colesterol no saludables que están en los regímenes ricas en carnes rojas y procesadas están relacionados con patologías cardiacas y cáncer. Por otra parte, los regímenes fundamentadas en plantas tienen la posibilidad de achicar el peligro de presión arterial alta y diabetes y sostener el peso bajo control. Por esa razón los corredores, aun los que comen carne, deberían estimar comer mucho más fuentes de proteínas vegetarianas, como soja, legumbres y leche vegetal. Es buena forma de agradar sus pretensiones de proteínas y añadir hidratos de carbono, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes auxiliares. Estas seis opciones sin carne son una exquisita adición a cualquier comida.

Tempeh Este sustituto de la carne con gusto a nuez consigue su textura masticable de la soja entera cocida que fué fermentada y moldeada. Gracias a que está bastante menos procesado que el tofu, el tempeh retiene mucho más nutrientes de la soja, como proteínas y fibra, enseña Brill. Conseguirá 19 gramos de proteína en media taza, mucho más nueve gramos de grasa (solo 2 de los que están sobresaturados) y 4 gramos de fibra. Es una enorme trifecta para sostener saludable el apetito de un corredor hambriento entre comidas, afirma. Tempeh asimismo da cerca del diez por ciento de las pretensiones del día a día de calcio. Una investigación anunciado en el International Journal of Food and Nutrition Sciences halló que el cuerpo absorbe el calcio en el tempeh tan bien como en la leche de vaca, lo que lo transforma en una aceptable opción sin lácteos para los deportistas: Exactamente la misma el tofu, el tempeh absorbe todo el volumen. sabores con los que se prepara. Pero en contraste al tofu, que se puede comer crudo, es preferible calentar el tempeh antes de comerlo. Brill sugiere cortarlo en trozos pequeños, entremezclarlo con su adobo o salsa preferida y agregarlo a un salteado.

SETAS O SETAS

Aportan un sinnúmero de yodo, asimismo lo puedes hallar en mariscos, espinacas y zanahorias.

Un aspecto propio de las setas es que tienen la peculiaridad de tener un gusto muy semejante al de la carne, pero eso no es todo, pues tienden a ser muy sanas y repletas.

Deja un comentario