¿Cómo sellar la carne para estofado?

En el momento en que la carne esté dorada, echamos todo en la cazuela de cocción lenta y aguardamos hasta el momento en que se cocine y se espese en un guiso sabrosísimo. Esta es aproximadamente esta receta. La lista de elementos puede ser extendida, pero la hondura del gusto en el resultado final merece la pena.

Coloca las sobras en un envase hermético en el frigorífico y lograras preservarlas en perfectas condiciones hasta 5 días. En el momento en que vayas a emplearlo, solo excita la cantidad precisa en el microondas o en una cazuela en la estufa.

¿Qué es el sellador de carne?

La técnica de abrasión usa elevadas temperaturas para hacer de manera rápida una costra cobrizo en la área de los alimentos. Así, son sabrosos y jugosos.

Para poder este resultado, es requisito calentar la área de las piezas de carne a fuego prominente en una parrilla o sartén. Si estos están a una temperatura altísima, la región exterior empezará a cocinarse y formará una costra caramelizada mucho más obscura.

Cocinar muy despacio

Es verdad que todo esta clase de guisos llevan su tiempo, y que hay que tratarlos con mimo y sin prisas para hallar el resultado esperado. Pero nosotros tenemos la posibilidad de complicarnos en su desarrollo inicial o no. El truco de este género de recetas es trabajar despacio, a fuego retardado como siempre y en todo momento. Un óptimo guiso necesita horas de cocción y fuego retardado. Esto va a ayudar a que la carne esté mucho más tierna, puesto que le da tiempo al colágeno de la carne a fin de que se funda, que es lo que la sostiene flexible.

Es preferible cocinarlo en cazuela clásico o en olla y si elegimos por la cazuela rápida hay que tomar en consideración que no todos y cada uno de los elementos tienen exactamente el mismo punto de cocción. Mi consejo es que si no dispones de ese tiempo lo prepares primero en la cazuela express y le des el toque final en la olla clásico.

De qué forma cocinar carne guisada en la estufa

Conforme el tiempo se regresa mucho más frío y los días mucho más cortos, comienzo a querer los platos rebosantes y reconfortantes que preparaba mi madre en el momento en que era joven. Recuerdo sentarse al lado de la ventana durante la noche, aguardando que mi padre volviese a casa del trabajo, oliendo el estofado de carne hirviendo a fuego retardado.

Para sacarle el máximo gusto a la carne, así sea para asar o guisar, primero hay que sellarla. Al dorar la carne, cocina de forma rápida la área exterior de la carne a elevadas temperaturas a fin de que se caramelice y forme una costra. El propósito no es cocinar bien la carne, sino más bien sencillamente conseguir un óptimo color, textura y gusto en el exterior de la carne. De manera frecuente se aplica una técnica agregada (asado, estofado, etcétera.) para cocinar totalmente la carne tras haberla sellado.

Enharina la carne antes de freírla

Recientemente hallé una enorme receta de estofado de ternera crockpot y en los comentarios discutía si dorar la carne antes de ponerla en la cazuela torcida o no. La receta no requería dorar la carne antes de ponerla en el guiso. Ciertos comentaristas de la receta afirmaron que era completamente preciso sostener un gusto conveniente. Otros arguyeron que el dorado asistió a sostener la carne tierna.

Dorar los elementos (tanto la carne como las verduras, incluyendo las aromatizadas) antes de llevar a cabo un estofado o una olla (eso es lo que hacen las ollas de cocción lenta) contribuye a desarrollar la hondura del gusto, mediante la reacción de Maillard, donde las proteínas y los hidratos de carbono. reaccionan juntos para hacer una multitud de compuestos exquisitos. Las verduras con contenido elevado de azúcar, como las cebollas o los puerros, e inclusive las zanahorias, asimismo tienen la posibilidad de caramelizarse, puesto que los azúcares reaccionan entre sí, creando de nuevo compuestos de gusto.

Deja un comentario