¿Cómo preparar una bechamel perfecta?

Akin asimismo sugiere añadir perfumes aromatizados a la bechamel, que tienen la posibilidad de añadir capas de sabores sutiles. “Ya que hervir la leche es una parte del desarrollo, es natural ofrecerle la bienvenida a las yerbas como el tomillo o el papel de laurel y las condimentas como la menta son más habituales, pero puedes ir de distintas formas. El cilantro es una enorme decisión”.

Asimismo te puede atraer: ¿De qué manera llevar a cabo salsa macha en el hogar?

Curiosidades y recomendaciones para una bechamel riquísima

  • Las des son fundamentales en dependencia de lo que vayas a elaborar. No es exactamente lo mismo nata que salsa. Las medidas son mucho más pequeñas en dependencia del cuerpo que le desees ofrecer a la bechamel.
  • En unas croquetas por cada litro de leche, 3-4 medidas de cuchara de harina y 3 de mantequilla.
  • En unos canelones, por cada litro de leche, 2 de harina y 2 de mantequilla.
  • Siempre y en todo momento tenemos la posibilidad de corregir con un tanto mucho más de harina. Este es el ingrediente que actúa como espesante para elaborar una bechamel mucho más densa o, en su defecto, añadir leche a fin de que quede mucho más despacio o líquida.
  • Esta conocida salsa o crema tiene una historia bien interesante.
  • Más allá de que se rumorea que el inventor fue el chef de su hijo. Si bien la base de la bechamel es la leche, en la receta vieja no se empleaba en su elaboración.
  • Prosigue el pasito a pasito que vas a encontrar en el álbum de recetas de salsa bechamel, te va a salir a la primera.
  • Ana me pregunta: tengo vitrocerámica y la intensidad del calor va de 0 a 9. ¿Cuál sería una temperatura baja para torrar avellanas? «Lo destacado es a baja temperatura (3-4) a fin de que el Roux se lleve a cabo de a poco, se torra la harina y después el gusto es lo mucho más especial viable, no es necesario que se quede con las torradas color, en el final, este paso es el que va a ser el espesante para juntar a la salsa. Con mayor volumen de harina, una bechamel mucho más espesa, mucho más leche, vamos a tener una bechamel mucho más rápida. Con aceite de oliva virgen plus, finalmente el color va a ser mucho más profundo.»
  • Mariela de Argentina me afirma que allí lo hacen muy semejante pero le añade cebollín y perejil. «Pienso que un toque condimentado de pimienta blanca y nuez moscada recién molida es primordial y que la leche sea enserio, sin leche de soja y afines. «
  • Rafa nos recomienda usar aceite de oliva virgen plus en vez de mantequilla. «Si deseo una bechamel mucho más fuerte para lasaña le agrego aceite de oliva y si solo la deseo como “estrella asimismo” le agrego girasol. Como afirmas, la cuestión es que la harina no se deje cruda, sino más bien sabría bastante a harina. Para eludir grumos, la varilla es mi enorme amiga. Desde el principio de esa enorme amistad entre ella y yo, los grumos se fueron.”
  • Carmen nos pregunta por bechamel con aceite de oliva Para bechamel líquida (para lasaña por poner un ejemplo): 1 l. de leche entera ardiente, 80 g de harina, 80 ml de aceite de oliva virgen plus, un grano de sal, pimienta negra recién molida y coco al gusto, si observamos que queda bastante espeso como lo deseamos, agregamos un tanto mucho más de leche. bechamel densa (para croquetas por servirnos de un ejemplo): 1 l de leche entera tibia, 140 g de harina, 140 ml de aceite de oliva virgen plus, un grano de sal, pimienta negra recién molida y coco al gusto
Leer también:  ¿Cuáles son los mejores tomates para salsa?

Elaboración final de la salsa bechamel

  1. Combinar realmente bien la harina con la mantequilla con una cuchara de madera hasta conformar una bola Verter media leche ardiente en el cazo con la harina y la mantequilla Añadir sal, pimienta al gusto y algo de nuez moscada terrestre
  2. Revuelve de forma continua con una varilla (5-6 minutos). Vamos controlando la temperatura y agregando de a poco el resto de la leche tibia conforme observamos que va espesando. En esta etapa lo destacado es dejarlo por lo menos. Va a quedar una mezcla homogénea y lo más esencial sin grumos.
  3. Si esta salsa se te descontrola y tienes grumos, puedes arreglarla con una batidora. Si queda bastante espeso con un tanto mucho más de leche, toque la batidora y va a tener la textura deseada. De este modo vas a tener una bechamel impecable.
  4. Un pequeño truco para los que nos atrae bastante el gusto de los lácteos es añadir un pequeño tomate frito en el paso 6 con el resto de elementos. Aun con unos pimientos del piquillo y un batido en el final. Es una manera original de realizar una receta de pasta o aun croquetas. Imaginación por poder. Prosigue todos y cada uno de los consejos que vas a encontrar en este vídeo, va a quedar especial a la primera.
  • Las des son fundamentales en dependencia de lo que vayas a elaborar. No es exactamente lo mismo nata que salsa. Las medidas son mucho más pequeñas en dependencia del cuerpo que le desees ofrecer a la bechamel.
  • En unas croquetas por cada litro de leche, 3-4 medidas de cuchara de harina y 3 de mantequilla.
  • En unos canelones, por cada litro de leche, 2 de harina y 2 de mantequilla.
  • Siempre y en todo momento tenemos la posibilidad de corregir con un tanto mucho más de harina. Este es el ingrediente que actúa como espesante para elaborar una bechamel mucho más densa o, en su defecto, añadir leche a fin de que quede mucho más despacio o líquida.
  • Esta conocida salsa o crema tiene una historia bien interesante.
  • Más allá de que se rumorea que el inventor fue el chef de su hijo. Si bien la base de la bechamel es la leche, en la receta vieja no se empleaba en su elaboración.
  • Prosigue el punto por punto que hallarás en el álbum de recetas de salsa bechamel, te va a salir a la primera.
Leer también:  ¿Cuándo dura la salsa pesto?

Otros Artículos Interesantes...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente. Más información.