¿Cómo hacer para que las papas fritas se mantengan crujientes?

Patatas o patatas fritas crocantes. Una receta, de origen francés y supuestamente simple, pero que a alguien le ha provocado mucho más de un quemacocos. Semejan ponerse en contra a nosotros. Son muchos blandas, incoloras, poco crocantes, con bastante color, con mucha grasa por la parte interior, se doblan por su peso… Al fin y al cabo, no guarda relación con la expectación construída antes de ponerlas en el aceite Es muy simple llevar a cabo patatas fritas excelentes. Solo precisas comprender de qué manera y, debes ser siendo consciente de una secuencia de pasos. Lo primero es recortar. Según como cortemos la patata va a ser de una manera u otra. Lo segundo a tener en consideración es su forma de freír. Hay una técnica concreta llamada «fritura a la francesa» que no es mucho más que cocinarla en 2 etapas diferentes. Veámoslo con mucho más aspecto. Vamos a hacer unas patatas fritas bien crocantes y doradas

  • 3 patatas medianas
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • (tixagb_1C)

    FRITAS

    )

    Patatas o patatas fritas crocantes. Una receta, de origen francés y supuestamente simple, pero que a alguien le ha provocado mucho más de un quemacocos. Semejan ponerse en contra a nosotros. Son muchos blandas, incoloras, poco crocantes, con bastante color, con mucha grasa por la parte interior, se doblan por su peso… Al fin y al cabo, no guarda relación con la expectación construída antes de ponerlas en el aceite Es muy simple realizar patatas fritas excelentes. Solo precisas comprender de qué forma y, debes ser siendo consciente de una sucesión de pasos. Lo primero es recortar. Según como cortemos la patata va a ser de una manera u otra. Lo segundo a tener en consideración es su forma de freír. Hay una técnica concreta llamada «fritura a la francesa» que no es mucho más que cocinarla en 2 etapas diferentes. Veámoslo con mucho más aspecto. Vamos a hacer unas genuinas patatas fritas crocantes y doradas

    • 3 patatas medianas
    • Sal
    • Aceite de oliva
    • las patatas fritas crocantes al horno

      Pero empecemos el día de hoy con el procedimiento estándar y seguro de las papas fritas de Cook’s Illustrated: papas fritas dobles. Este procedimiento es esencialmente la piedra de toque para cualquier enfrentamiento en hondura sobre las patatas fritas hogareñas.

      Las patatas fritas perfectas son esponjosas por la parte interior y crocantes por fuera, con millones de microburbujas que forman una costra dorada que se rompe. Las papas fritas que no están bien cocidas están bastante doradas, grasosas o empapadas y, con frecuencia, están bastante doradas. Todos estos inconvenientes brotan del manejo inapropiado del almidón y el azúcar en el momento en que se dan a conocer a elevadas temperaturas.

      Truco para unas patatas fritas crocantes: Hervir en agua

      La primera cosa que hacemos es eliminar el exceso de almidón que acostumbran a tener las patatas. Para esto, hervirlos a lo largo de unos diez minutos en agua con sal. Aquí viene el primer inconveniente: si hervimos bastante en agua, cargamos la pectina y las patatas fritas pierden solidez. No obstante, si al agua de cocción le agregamos un ácido, vinagre por poner un ejemplo, se retrasa la descomposición de la pectina y la sostenemos en nuestras patatas. Por este motivo las hervimos a máxima capacidad con agua, sal y una cucharada de vinagre por litro de agua. Esto perderá la fécula y el gusto, logrando una textura interior considerablemente más lisa, las sacamos del agua y las secamos con papel absorbente y observaremos que vamos a tener unas patatas mucho más amarillas y firmes. Si se deshacen, algo anda mal. Déjalas enfriar sobre papel y excita el aceite para freír.

      Hay que freír un par de veces para hallar una corteza realmente fuerte en nuestras patatas fritas. Yo empleo aceite de oliva rápido o aceite de girasol, que da desenlaces mucho más crocantes. No sugiero utilizar aceite virgen por mi gusto, su gusto es realmente fuerte, sugiero esta freidora. Me chifla pues tiene un filtro incorporado para adecentar el aceite.

      Truco para unas patatas fritas crocantes: Hervir en agua

      La primera cosa que hacemos es eliminar el exceso de almidón que acostumbran a tener las patatas. Para esto, hervirlos a lo largo de unos diez minutos en agua con sal. Aquí viene el primer inconveniente: si hervimos bastante en agua, cargamos la pectina y las patatas fritas pierden solidez. No obstante, si al agua de cocción le agregamos un ácido, vinagre por poner un ejemplo, se retrasa la descomposición de la pectina y la sostenemos en nuestras patatas. Por este motivo las hervimos a máxima capacidad con agua, sal y una cucharada de vinagre por litro de agua. Esto perderá la fécula y el gusto, logrando una textura interior considerablemente más lisa, las sacamos del agua y las secamos con papel absorbente y observaremos que vamos a tener unas patatas mucho más amarillas y firmes. Si se deshacen, algo anda mal. Déjalas enfriar sobre papel y excita el aceite para freír.

      Hay que freír un par de veces para hallar una corteza realmente fuerte en nuestras patatas fritas. Yo empleo aceite de oliva rápido o aceite de girasol, que da desenlaces mucho más crocantes. No sugiero emplear aceite virgen por mi gusto, su gusto es realmente fuerte, sugiero esta freidora. Me chifla pues tiene un filtro incorporado para adecentar el aceite.

Deja un comentario