¿Cómo hacer para que las papas fritas no se ablanden?

1.— La primera cosa que hay que tomar en consideración, como afirmaba, es el corte. Da igual el espesor. Y bastante. Mondar la patata y cortarla en palitos. Su tamaño ha de ser de precisamente 1 centímetro de espesor. Este es el tamaño estándar y más frecuente para una papa frita. Con él logramos que tenga una cáscara crocante y un interior despacio y sabroso.

2.- El próximo paso es lavar las patatas. Con esto eliminaremos el exceso de almidón que tienen y lograremos que no se peguen y queden mucho más crocantes. Conque las ponemos en un escurridor y las lavamos con mucha agua.

Receta de papas fritas de McDonald’s

Contenido

  • Receta de papas fritas de McDonald’s
  • Receta de vaso mezclador tixagb_14)
  • Realizar patatas fritas
  • De qué forma llevar a cabo patatas fritas crocantes

Unas buenas patatas fritas pertence a los platos preferidos de toda la familia. Entonces, ¿por qué razón los adquirimos congelados la mayoría del tiempo? En este articulo vamos a enumerar todos y cada uno de los pasos para realizar unas patatas fritas perfectas en el hogar, trucos y consejos a fin de que queden crocantes por fuera, pero agradables por la parte interior.

El paso inicial para el plato especial de patatas fritas es adivinar con las patatas. No debemos escoger los que están sutilmente gastados o los que todavía están verdes. Han de estar en el punto de madurez. Es preferible escoger papas particulares para freír (tiende a estar correcto en el empaque) pero si las compras al peso mejor las papas tardías o semitardías, con pulpa seca, poca agua, preferentemente la barraca (amarilla) sour (amarilla por fuera y por la parte interior) o la spunta, que es muy polivalente. Asimismo puedes utilizar Monalisa y Kennebec.

No tenemos ganas ser bastante rigurosos con el tamaño especial o la manera ideal, pues ese es el gusto del cliente, pero hay algo esencial que debemos tener en consideración en el momento de recortar nuestras patatas: tienen que todos ser del mismo tamaño. Si cortamos las patatas de manera muy irregular, unas van a quedar crudas y otras sobrefritas.

Truco para unas patatas fritas crocantes: Hervir en agua

La primera cosa que hacemos es eliminar el exceso de almidón que acostumbran a tener las patatas. Para esto, hervirlos a lo largo de unos diez minutos en agua con sal. Aquí viene el primer inconveniente: si hervimos bastante en agua, cargamos la pectina y las patatas fritas pierden solidez. No obstante, si al agua de cocción le agregamos un ácido, vinagre por servirnos de un ejemplo, se retrasa la descomposición de la pectina y la sostenemos en nuestras patatas. Por este motivo las hervimos a máxima capacidad con agua, sal y una cucharada de vinagre por litro de agua. Esto perderá la fécula y el gusto, logrando una textura interior considerablemente más lisa, las sacamos del agua y las secamos con papel absorbente y observaremos que vamos a tener unas patatas mucho más amarillas y firmes. Si se deshacen, algo anda mal. Déjalas enfriar sobre papel y excita el aceite para freír.

Hay que freír un par de veces para hallar una corteza realmente fuerte en nuestras patatas fritas. Yo empleo aceite de oliva rápido o aceite de girasol, que da desenlaces mucho más crocantes. No sugiero emplear aceite virgen por mi gusto, su gusto es realmente fuerte, sugiero esta freidora. Me chifla pues tiene un filtro incorporado para adecentar el aceite.

Truco: Congélalos (opcional).

La congelación regresa a romper la composición interna de la patata y logramos una mejor textura interna. Debe hacerse tras la primera fritura. Además de esto, si una tarde entrenamos y hacemos muchas patatas y las congelamos, vamos a tener las mejores «fritas» en su punto para comer cualquier ocasión.

Quisiera que con estos trucos tú, como yo, consigas quitarte esa espina de esas papas fritas que jamás han quedado crocantes!!

Deja un comentario