¿Cómo comer legumbres si no me gustan?

Contenidos

  • De qué forma comenzar a comer legumbres
  • ¿Por qué razón odio tanto los frijoles?
  • No me agradan los frijoles negros
  • No me agradan los frijoles en castellano

Géneros de legumbres

múltiples géneros de legumbres, y si bien en la mayoría de los casos consumimos menos, tenemos la posibilidad de decir que son bastante homogéneos y, además de esto, es muy aconsejable consumirlos por el aporte sobre nutrición que poseen.

Los más frecuentes son: alubias, garbanzos o lentejas. Si deseamos poner énfasis otros, charlaríamos de las habas, los guisantes, la alfalfa, los guisantes, los cacahuetes o los altramuces.

Ricas crepas

La harina de garbanzos, que tenemos la posibilidad de obtener en varios mercados, tiene el beneficio de no tener que añadir huevos en el momento de llevar a cabo muchas recetas. En verdad, se utiliza en varios platos veganos por esta razón. Esta harina es perfecto para rebozar y para elaborar panqueques salobres fáciles.

  • Solo debemos combinar bien la harina de garbanzos con agua bastante para hallar una textura líquida, pero con rigidez.
  • Después cocínalos en la sartén con unas gotas de aceite.

5- Comida mexicana

Todavía contamos múltiples maneras de comer mucho más legumbres en nuestra dieta y esta es una de mis preferidas: Los frijoles pintos o frijoles son escenciales en la cocina mexicana. En el hogar nos chifla este género de comida y además de esto es muy simple amoldarse a una dieta sin gluten puesto que se fundamenta eminentemente en la utilización del maíz. Aquí una recopilación de todas y cada una mis recetas mexicanas.

Puedes añadir unos guisantes o judías verdes a cualquier sopa de verduras. Pero asimismo puedes llevar a cabo puré de lentejas para la cena (y si ahora le añades picatostes sin gluten, ¡exquisito!).

Déjate llevar y sorpréndete

Este pertence a los apartados de este compendio de recetas de legumbres que mucho más me agradan adjuntado con las recetas dulces. Vas a poder leer los títulos de todas las recetas de esta sección. Es posible que dejes de meditar en lo que te sugiero en mis especificaciones, pero te aseguro que nada, y repito: nada, se equipara con el instante en que le des una ocasión a todas estas recetas y te atrevas a probarlas.

Pues sé que en el momento en que la pruebes, cualquier receta de esta sección, afirmarás: «¡Guau! Usted llevaba razón. ¡Qué bueno esto!”

Deja un comentario