¿Cómo ablandar pan duro en el microondas?

¡Recobra el pan viejo!

Ahora te dimos ciertos trucos para explotar al límite el pan duro, pero ¿y si deseas suavizarlo? ¡Te contamos de qué manera llevarlo a cabo!

El gusto del horno

Smart

Precalentar el horno a 150ºC y envolver el pan en aluminio papel de aluminio Colócala en la bandeja a media altura entre 5 y 20 minutos, según el tamaño de la parte y el género de pan.

En una cazuela

  • Hervir agua en una cazuela.
  • En el momento en que alcance el punto de ebullición, retíralo del fuego.
  • Poner un colador o una cesta en la cazuela, poner el pan encima y tapar a fin de que quede bien cerrado y no se escape el vapor, puedes emplear una tapa o un harapo limpio.
  • El pan va a estar listo en unos 5 o 15 minutos, en dependencia del tamaño del pan.

Este sistema es verdaderamente eficaz y mucho más económico que el horno. En verdad, de manera frecuente se emplea en la cocina asiática.

Frío y calor: ¿cuándo está mal el pan?

  • Una manera de eludir que el pan se eche a perder gracias a la polución por moho es refrigerarlo; no obstante, sería un fallo meditar que sigue fresco mientras que esté refrigerado.
  • El almidón tiende a contraerse, lo que provoca que la miga de pan sea mucho más espesa y que la comida se endurezca. Esto pasa mucho más veloz en el momento en que el pan se deja a baja temperatura que sobre el punto de congelación.
  • El calentamiento por el que pasa el pan en un horno de microondas es bastante irregular, con lo que el pan puede sobrecalentarse de manera fácil.
  • El sobrecalentamiento supone la evaporación de la humedad del pan y el resultado directo es que se regresa duro y seco.

Puede suceder que tras ablandar nuestro pan en el microondas, consigamos un producto con una textura satisfactorio tanto por fuera como por la parte interior, pero soso, sin gusto alguno.

Pan para ablandar pan viejo en segundos y volverlo a ablandar

El pan tiene mucha humedad y es bastante habitual que se endurezca en el momento en que está bastante tiempo en contacto con el aire. Por este motivo, vale la pena guardarlo en una bolsa de lona, bolsa de papel o aun una bolsa de papel. Esto impide que pierda humedad y se vea rallado.

Pero si semeja que no existe nada que realizar, el pan por el momento no está esponjoso y deseas llevar a cabo una torta o gozar ese pancito con tu café, prueba este simple truco:

Deja un comentario